En el artículo del linguista Theo Vennemann “Agua por todos lados: Los antiguos topónimos europeos y su origen vascónico” se hace una evaluación crítica de la hidronimia de la antigua Europa. Afirma que la hidronimia de la antigua Europa es PRE-indoeuropea, con una lista de argumentos que en conjunto favorecen una interpretación vascónica.

El río Isar es un importante río de Baviera (Alemania) que nace en el Eiskarlspitze (Alpes austríacos), pasa por Múnich y, tras un recorrido de unos 295 km, desemboca en el Danubio. Presenta numerosas islas fluviales, lo cual se debe a los sedimentos acarreados desde las vertientes septentrionales de los Alpes austríacos. Esos aluviones explican, en cierta forma, la posible etimología del nombre MÜNCHEN/MUNICH.

El catedrático de Lingüística Teórica en la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich, Theo Vennemann analiza el nombre de Munich, la capital bávara. El profesor Theo Vennemann rechaza la etimología popular antigua. Muchos otros asentamientos europeos, no solo en Alemania, tienen nombres iguales o similares basados en una raíz + mun-, por ejemplo, Moigny (Francia), Monkton (varias veces en Inglaterra, por ejemplo, en Devonshire, a. 1244 Muneketon, y en Durham, a. 1104-8 Munecatun), Mugnone (Toscana), Stazzo Municca (Cerdeña); bastantes se dan en la Península Ibérica (villa Munapa [a. 1057], Munalia, Muniain, etc.) y especialmente en el País Vasco (Muniota, varias instancias de Muñeca y Muñecas, Monein [a. 1154 Munins], Munhoa).

Se propone que München y nombres similares se basen en la raíz vascónica mun-, que en euskera significa 'orilla, ribera, elevación'. Se argumenta que el nombre de Munich, cuyo núcleo histórico se encuentra en una elevación en la margen izquierda del río Isar (el montículo de la Ciudad Vieja que incluye el Petersbergl), se deriva de la raíz MUN como MUN+IC+UM (construido como Tur+ic+um, el nombre romano de Zurich).

MÜNCHEN / MUNICH << MUN+IC+A “el monticulo del río”.

Theo Vennemann en torno al origen de los topónimos europeos apunta a que la lengua vasca actual está relacionada con la de los habitantes prehistóricos de Europa, antes de la llegada de los pueblos indoeuropeos. Y dice: «El euskara no había venido de ninguna parte, ya estaba aquí cuando llegaron las demás lenguas. Bajo este concepto, el euskara es la lengua más antigua de Europa»

ISAR

Este catedrático de Lingüística Teórica en la Universidad de Múnich, a modo de ejemplo, cita las raíces hidronímicas vascónicas is- y ur- que significan '(cuerpo de) agua' se estudian tanto en nombres de ríos como en otros topónimos que a menudo encapsulan elementos hidronímicos Alemanes y europeos. 

Desde el euskera y partiendo de ibar/is/ur, en su tesis hidronímica, Theo Vennemann en 2003 explicaba que las vocales más asociadas con términos relacionados con el agua son la A / I / U. La mayoría de los términos hídricos antiguos europeos comienzan con vocal.

En el rio ISAR vemos una letra “I” que en la península ibérica se asocia al agua, tanto en euskera como en ibero. La letra “S” que es un radical de Altura, puiendo significar en composición algo grande, amplio o comportarse como un ABUNDANCIAL. Y las letras “AR” son raiz basconica de Peña, Roca, a veces asociado a movimiento entre rocas o sobre rocas por su R, asociado a movimiento.

ISAR significa “agua de las grandes rocas” .